No, no es Rosalía, se llama Rosali Middleman. No, no es de Barcelona, sino de Filadelfia (USA). Y la música no se parece en nada. Tranquilos todos, por favor. Y es que aunque nuestra Rosali, esté igualmente llena de energía y fuerza, su demostración de valía se dibuja con otras aristas y formas, desde un ambiente calmado e introspectivo.

Composiciones sobre el amor, el desarrollo personal y en general, los devenires de la vida, que bien son acompañados por una instrumentación con carácter y de notable factura a manos, de entre otros, David Nance.

Todo ello en una coctelera pop de melodías tan atractivas como de fácil digestión. Un menú, este «Bite down» muy accesible, que el siempre buen ojo de Merge Records ha corrido rápidamente a firmar y promocionar a las primeras de cambio. Y tú, ¿te lo vas a perder?.