Un año más nos sentamos delante del escritorio para desgranar cuáles han sido los trabajos más sobresalientes que hemos escuchado a lo largo de estos meses. Aquellos que, por una razón u otra han captado nuestra atención, nos han conquistado, emocionado o nos han sacado de nuestra zona de confort. La misma donde reside la verdadera magia de la música, y de la vida. Una humilde  selección de entre los diversos géneros y artistas que salen a la palestra musical. Cada uno con nuestro estilo propio, pero los tres, JRGEThe Doctor y una servidora, unidos por la misma ilusión de compartir año tras año este recopilatorio con nuestros lectores. Una ilusión que nos emociona y nos hace sentir vivos. Disfruten, viajen y no dejen nunca de navegar en ese barco llamado música que les llevará al más maravilloso de los destinos.



* TOP ALBUMES BY JRGE *

10. Julia
Jacklin – «Crushing» 

Segundo álbum de la australiana que entre vibratos y gorgoritos nos relata sus relaciones amorosas con esa técnica vocal tan desgarrada y sincera. Ternura, rabia, tristeza… y ese álbum de rock/indie que nunca podría faltar en nuestra lista. Os lo advertimos hace algunos meses, la de Sydney firmaría uno de los trabajos más potentes del año. Head Alone y Pressure to Party, dos hits inmediatos.

9. Lizzo –
«Cuz I Love You” 

Wauh! Así nos quedamos al ver ese primer videoclip con Missy Elliot. De dónde ha salido esta tía?! Pues sale de hacer su tercer álbum de estudio con tan solo 20 años. Nacida en Houston pero cultivada en las calles de Detroit, su desparpajo es su gran arma. Soul, pop y rap a partes iguales en un trabajo que es un auténtico boom al otro lado del Atlántico. Juice es el temita con el que meterte en su mundo.



8. Lana Del Rey
– «Norman F****** Rockwell»



Todos pensamos, hará ya unos siete años, que lo de
Lana del Rey era un truco de marketing, la niña guapa con canciones naive y la nueva princesa indie del pop,
y que tras un par de álbumes nadie se acordaría de ella. Qué equivocados
estábamos. Este es su mejor trabajo hasta la fecha y un LP que contiene una
colección de canciones de notable alto, como su maravillosa “Mariners Apartment
Complex” (aunque reconozcámoslo, es un LP que le gustará más a ellas que a
ellos).





7. Brittany Howard –
«Jaime»

La ex Alabama Shakes llega con un álbum que abandona el estilo tan marcado y
sureño de su anterior banda para adentrarse en el clasicismo del soul más
aperturista, incluso recordando pasajes del mismísimo Otis Redding. Momentos de
sobresalientes y algún corte menos notable dentro del álbum pero con canciones
tan incontestable como su maravillosa “Stay High”. Un disco muy personal y en
el que prestar atención a sus textos.





6. Purple Mountains – «Purple Mountains»
Muere su madre, deja atrás su adicción a las drogas, pasa de su última banda (Silver Jews), diez años sin sacar nada nuevo en solitario, dice que pasa de la música y que quiere más tiempo para leer… Y cuando has estado tan sacudido por la vida como ha estado David Berman, si te pones después de una década a sacar un nuevo LP, lo normal es esto: un disco con una ironía deliciosa, con dolor al poner una sonrisa porque es lo último que te queda dentro y con canciones tan personales y memorables como su brillante All my hapiness is gone. La sorpresa del año.








5. Whitney: «Forever Turned Around»



El proyecto dirigido por el vocalista y percusión Julien Ehrlich y el guitarrista Max Kakacek regresaron este año con la continuación de aquel Light Upon the Lake de 2016 en la misma línea bucólica y dibujando un paisaje imaginario como si aquellos primeros discos de los Bee Gees hubieran crecido en la ciudad de Chicago y no en Redcliffe, Australia. Es poner el disco y ya su primera canción Giving Up te lleva a los mejores días de aquel verano que nunca pudiste olvidar.

4. Raphael Saadiq – «Jimmy Lee»

No han sido muchos los años a lo largo de la dilatada y exitosa carrera profesional como productor de Raphael Saadiq en los que hayamos podido disfrutar de un trabajo propio y de, especialmente, su elegante y delicada voz. El californiano, entre los cauces del pop y el soul, nos embelesa con esa voz tan cálida y elegante para dejarnos un álbum absolutamente redondo, sin estridencias, con todo canciones de notable alto y que bien sirve de fondo para una cena íntima como para comenzar la noche con la primera copa en un local de esos pseudomodernos con mensajes en luces de neón. Temita caliente de última hora, mientras de despides (o no) en el coche, para apurar opciones de llevarte a ese ligue a la cama: «Something Keeps Calling».


3. Michael Kiwanuka – «Kiwanuka»
El británico/ugandés firma el mejor trabajo de su exitosa
carrera, tras el también aclamado “Love & Hate” de 2016. Kiwanuka rompe su
timidez y explota. Explota con canciones donde la sonoridad se abre a nuevos
caminos y el puntito retro psicodélico entra a jugar en este nuevo espacio de neo soul donde Kiwanuka parece haber encontrado su traje a medida. Este cambio
es el que se pone de manifiesto si pudiéramos trazar un segmento de unión entre
su viejo hit de “Cold Little Heart” y su nuevo single “You Ain’t The Problem”.
Antes soñábamos mirando al mar, ahora lo hacemos bailando.




2. Weyes Blood
– «Titanic Rising»
Imagínate que Rufus Wainwright sale por la noche,
pilla con un maromo y le toca la lotería al día siguiente. En ese estado de
gracia y en esa grandilocuencia melódica habitual de Wainwright se presenta este álbum de la multiinstrumentista
conocida como Weyes Blood. Con pasajes hipnóticos como su ensoñadora
“Andromeda” y otros beatleianos como “Everyday” capaces de hacer salir el sol
en estos días tan oscuros de invierno.





1. Beirut –
«Gallipoli»
Su folk de
aires balcánicos pudo ser un sueño de verano que se quedara en un simple y
bonito recuerdo tiempo atrás. Pero la fórmula sigue vigente y el nuevo LP de
los de Zach Condon es una pieza nuevamente atemporal, cargada de épica y
brillantez. Sigue siendo altamente estimulante ver como un norteamericano se
desvive por conocer los adentros de la música folklórica Europea y ver cómo un
teclado farfisa y estructuras nada corrientes dentro del folk imperante, pueden
ser objeto de estudio y germen de trabajos tan sumamente inspiradores como este
Gallipoli. Dale al play y disfruta de la profundidad de esos sonidos de viento
que susurran historias de otro tiempo… “Landslide”, “On Mainau Island”, “Gallipoli”,…
un álbum para disfrutar y enseñar a los profanos.




* TOP ALBUMES BY THE DOCTOR *

10. Whitney – «Forever Turned Around»
Whitney o esa fábrica de temazos delicados que parece que conoces desde siempre. Dejan fuera a Wilco de este chart para mí y eso no es poca cosa.

9. Jamila Woods – «LEGACY! LEGACY»

Un disco de R&B original e inspirado. Cada tema tiene el nombre de una figura afroamericana que ha escrito su nombre en la historia del siglo XX. Una gozada.



8. King Gizzard & The Lizard Wizard – «Infest The Rats’ Nest»
Rock, psicodelia, metal y mucho fuzz. Un latigazo de energía fabricado por el colectivo más prolífico del panorama actual.

7. Brockhampton – «Ginger»

Igual es mi apuesta más personal, pero me pierdo en los sonidos de este artista que lleva lo urbano a lo excelso. Sin aristas pero con flow a raudales.

6. Slowthai – «Nothing Great About Britain» 

Sí ser un “kinki” fuera tu profesión y “Sleapford mods” tus tíos artísticos, encontraríamos una justificación para esta trabajo tan inglés como el té de las 5. Pero Slowthai ni la necesita ni te la va a pedir. Él no pide nada, solo lo coge.

5. Michael Kiwanuka – «Kiwanuka»

En su nuevo trabajo MK se siente realmente libre para componer una música tan personal como atemporal, de sonidos y coros años 50 a orquestaciones, duermevelas a piano y enérgicos guitarrazos, todo al servicio de la canción.

4. Little Simz – «Grey Area» 

Qué cómodo es usar el gran saco de música urbana para englobar el conjunto de géneros de sonidos basados en el hip hop, R&B y sus numerosos tentáculos y a la vez qué conveniente. Un discazo.

3. Tropical Fuck Storm – «Braindrops»

Sorprendente sonido postpunk con “ruidismo” y guitarras descacharrantes. Tan actual como vanguardista.

2. Tyler, the Creator – «Igor» 

Un sorprendente giro al soul/funk y con tintes HH fuera de los ambientes oscuros y agresivos a los que nos tenía acostumbrados. Un ejercicio de estilo con nuevo personaje y multitudinaria gira. Este “Igor” es un monstruo amable.

1. Fka Twigs – «Magdalene»

Sin duda el nuevo trabajo
de la artista británica trasciende géneros y estilos. Esta multidisciplinar
artista hace una travesía por el dolor de la separación emocional desde los
rincones más oscuros de su música.



* TOP ALBUMES BY LU *

10. Esteman – «Amor Libre»

Posiblemente el disco más cachondo del año. El colombiano Esteman suena fresco, diferente, divertido. Nos arrastra hasta la pista de baile con temazos como Noche Sensorial donde despliega toques de funk y sintetizadores. Nos sorprende con SoloBurkina Faso donde eleva el reggaeton a otro nivel y nos enamora con baladas como Fuimos Amor. Un disco reivindicativo que le ha servido de liberación y que como bien reza su título aboga por el amor libre, cualquiera que sea la orientación o la condición.


9. Doug Paisley – «Starter Home» 

Cuarto álbum de estudio del cantante y compositor canadiense Doug Paisley y un auténtico regalo para los oídos. Sonido country folk puro y limpio que te engancha en cada melodía. Su voz oscura aporta serenidad y dota a cada canción de un sentimiento de soledad, flaqueza o vulnerabilidad como en la gran The Loneliness o Mister Wrong. Un repertorio atemporal para acompañarnos en cualquier momento y saborear de principio a fin.



8. Wilco – «Ode To Joy»

No es, de lejos, el mejor álbum de Wilco. Pero de nuevo es otro gran disco. Melodías que abrazan a la nostalgia, a nuestros miedos y limitaciones. Pero que brillan con luz propia. Cambios de rimo y distorsiones que nos sacan de la zona de confort auditiva y que demuestran la buena forma de los de Chicago.
7. Sharon Van Etten – «Remind Me Tomorrow»

Sharon Van Etten es una de las voces femeninas más cautivadoras de la escena indie y este es su trabajo más sofisticado y vanguardista hasta la fecha. Una arriesgada y valiente apuesta en la que incorpora sintetizadores sin alejarse demasiado del sonido folk y garage que ha marcado su brillante evolución y de la que sale ampliamente victoriosa.



6. Blood Orange – «Angel`s Pulse»

Dev Hynes es uno de los genios del panorama musical actual. Una especie de polímata del siglo XXI que canta, baila, produce y siempre de manera sobresaliente. Para este trabajo Hynes se ha rodeado de grandes colaboraciones como Toro y Moi, los neoyorkinos Porches o Justine Skye con quien firma uno de los mejores cortes del álbum: Good for You. 14 temas que guardaba en su cajón desastre y que han salido a la luz en forma de mixtape para escucharlo del tirón y dejarnos con una sensación muy gratificante.


5. Billie Eilish – «When We All Fall, Where Do We Go?»
Billie Eilish ha sido, con permiso de Rosalía, la protagonista femenina indiscutible del año. Su gran álbum debut está dedicado a su atormentado mundo interior: un torbellino emocional cargado de pesimismo, desasosiego que nos transporta a una atmósfera de profunda oscuridad pero que nos envuelve y nos transmite paz, belleza y sofisticación. 
4. Beirut – «Gallipoli»

Una vez más caímos rendidos ante el hechizo de Beirut. Grabado en la pequeña isla italiana que da nombre al disco, Gallipoli es un álbum que ellos mismos resumen como una catártica mezcla de sus viejos y sus nuevos discos que les ha devuelto esa felicidad que solo la música como experiencia visceral puede ofrecer. Cuando uno escucha este disco tiene la impresión de estar ante una gran banda sinfónica, de exuberancia instrumental. Sofisticado e inteligente. Gallipoli es la necesidad de explorar nuevos lugares, nuevos sonidos. Un viaje cultural por el mundo en busca de enriquecimiento personal.


3. Michael Kiwanuka – «Kiwanuka»

Carisma, personalidad, ingenio, talento. Nos quedamos cortos en adjetivos para definir a Michael Kiwanuka. Desde sus inicios con «Home Again» pasando por el enorme «Love&Hate» Kiwanuka ha logrado rescatar el soul y mezclarlo con toques de folk o psicodelia con una maestría admirable dotando al género de una identidad casi mágica. En su álbum homónimo esgrime cada groove, cada riff… Provocador, delicado, introspectivo. Kiwanuka nos enamora con temas como You Ain’t The Problem, Hero o Living in Denial.


2. Cigarettes After Sex – «Cry»

El segundo largo de la banda liderada por Greg González es otra proeza que supone la inmensa evolución de su debut lanzado en 2017. Los de Texas nos sumergen en su universo dream pop y nos dejan auténticas maravillas como Heavenly o Touch. Melodías cargadas de erotismo, de sutileza y de misterio que hacen las delicias de nuestros oídos en uno de los álbumes con más personalidad del año.



1. Whitney – «Forever Turned Around»

Imposible no coincidir con mis compañeros en esta auténtica joya que lo convierte para una servidora en el mejor álbum de este 2019. En palabras de Julien Ehrlich, este disco es «una forma de canalizar sus ansiedades de tal forma que puedan sentirse orgullosos». Ehrlich y Kakacek son tremendamente perfeccionistas y su férrea amistad les ha unido hasta en la manera de componer. Melodías y arreglos meticulosos que nos llevan a un fascinante viaje por la costa oeste, por el pop americano de los 60, con pequeñas dosis de country y el falsete de Ehrlich como seña de identidad de la banda. Un disco que transmite su visión atormentada de la vida, su forma de sentir la ansiedad, el miedo por el fracaso a una relación fallida o la frustración por todo lo que está ocurriendo a nivel político en su país. Pero siempre dejando un hueco para la esperanza como en la exquisita Giving Up: «Though we started losing touch, I’ve been hanging on because you’re the only one I love». Whitney han vuelto para quedarse y este disco es la mejor muestra de ello.