Nacida y criada en Panamá, Sofía Valdés tenía claro desde pequeña que su camino era la música. Con 8 años aprendió a tocar la guitarra y con 13 escribió su primera canción. Se formó en bellas artes en Estados Unidos, aprendió inglés escuchando pop y en el Reino Unido encontró la inspiración en estilos que van desde el folk británico a la bossa nova, el Motown de los sesenta o el soul de los setenta. Aunque la música ya había estado en su raíces: su bisabuelo fue el legendario músico cubano Miguelito Valdés y su tatarabuela Silvia de Grasse, una cantante panameña que llegó a actuar con Louis Amstrong. Con tan solo 20 años lanzó su single debut, «Little Did I Know» (2020) de la mano de Warner Records. Una buena muestra de lo que nos esperaría en su primer EP «Ventura», lanzado el pasado mes de febrero.

Canciones que destilan emoción y melancolía, pop de ensueño que se entrelaza sutilmente con su voz cálida. En su single debut, Sofía nos habla sobre las relaciones tóxicas, del lugar oscuro al que nos llevan y de la necesidad (y el alivio) de poner fin antes de que las cosas empeoren.

Su primer trabajo es fruto de sus influencias y muestra del orgullo de su cultura y sus raíces. De los sonidos con los que creció en su Panamá natal. «Amsterdam» es otra de las canciones que encontramos en Ventura. En ella, detalla el dolor y la angustia de querer estar con alguien cuando ese alguien está con otra persona. La canción empieza y termina con un fragmento del poema «El Mar» de Jorge Luis Borges. Mezclar inglés y español en una misma canción es otra de las cualidades de Valdés que muestra en otros cortes como la bella «Handful of Water».

Su talento y su bagaje ya han recibido numerosos elogios por parte de la prensa especializada y no tenemos duda de que Sofía es una de las artistas a las que seguir la pista muy de cerca. Durante la cuarentena en Panamá ella misma dirigió su propio videoclip. Escuchen y disfruten de la magia de la artista panameña: