Una nueva referencia en la noche, Bristol Bar. Grata sorpresa la de éste local. Gente quapa, local normalmente abarrotado, gran servicio, si esperas para cenar puede que incluso te inviten a una copita de vino mientras, servicio más que atento. La decoración muy elegante y moderna. Muy british.

Muchos ingleses e irlandeses en el staff. Si te gustan todo tipo de ginebras, sencillamente espectacular. El expositor iluminado para sobresaliente. La música en directo depende del día.

Sugerencia: un bombón de Micuit de chuparse los dedos acompañados de un par de Dry Martinis, una ginebra Gvigne o una Withley Neill, en copa grande y servida con elegancia. Y Todo ello sugerido por la propietaria!!, Eso es lo que se espera de un restaurante…..¿cuantas veces habeis ido a un local donde los camareros no saben la carta o pides una sugerencia y te contestan «todo está bueno»?

En definitiva, un lugar muy Long-Brit donde también podremos degustar un magnífico brunch y un english breakfast, de quitarse el sombrero. (c/Almirante,20) http://www.bristolbar.com/